Juego de tronos
Reseña de serieSeries

[Reseña] ‘Juego de Tronos. 7×03 ‘La Justicia de la Reina’. [Posibles Spoilers]

Una semana más, y después de un duro final en el pasado capítulo, llega puntualmente el tercer episodio de la aclamada ficción ‘Juego de Tronos’ con más de una nueva sorpresa y más de un reencuentro esperado, para gusto de los seguidores. 

Después de un largo viaje desde Invernalia, Jon Nieve (Kit Harington) se reencuentra con su viejo amigo Tyrion Lannister (Peter Dinklage) y antes de llegar ante la Madre de Dragones (Emilia Clarke) deciden mantener una conversación breve para ponerse, por lo general, al día. Por otro lado, Melisandre (Carice van Houten) decide marchar, por ahora, a Volantis mientras que Varys la Araña (Conleth Hill) le recomienda, con una sonrisa en los labios que no vuelva a Poniente. 
Volviendo a la sala del trono de RocaDragón, Daenerys recibe a Jon con grandes aires de superioridad, algo que molesta mucho al Rey en el Norte. Tras varias discusiones sobre si él debe de postergarse ante la Reina, el Lord Comandante explica su situación en el norte y la inminente llegada de el ejército de la noche, el poco tiempo que queda para que el invierno asole Poniente es la preocupación más importante hasta ahora. No obstante, la sesión se ve interrumpida ante la llegada de las malas noticias de la flota del Hierro.
Tras la gran victoria por Mar, Euron Greyjoy (Pilou Asbaek) trae como regalo a Cersei (Lena Heady) a Ellaria Arena (Indira Varma) y su única hija viva Tyene Arena (Rosabell Laurenti). Así pues, cuando acaba la audiencia con todo el pueblo de Desembarco del Rey, la Reina lleva a una celda a las dos Dornienses y toma su venganza por la muerte de su querida hija Myrcella envenenando con el mismo veneno con el que murió a Tyene, mientras Ellaria contempla su sufrimiento. En los aposentos de la Reina, Cersei y Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) yacen juntos y al día siguiente la Lannister tiene una audiencia con Tycho Nestoris (Mark Gatiss), director del banco de Bravoos. Tras una complicada negociación, parece ser que la apuesta de dicho banco será a favor del reinado Lannister

Resultado de imagen de the queen's justice

Daenerys sigue en sus trece con el futuro de Invernalia y Jon, sin embargo – y por consejo de Tyrion- la Madre de Dragones decide ofrecerle la extracción del vidriagón para su causa a pesar de que tengan ideas muy dispares sobre sus respectivos reinos. En el Norte, Sansa (Sophie Turner) se siente muy a gusto en su posición de Reina mientras su medio-hermano no está. Así pues, junto con Meñique (Aidan Gillen) va intentando hacer los preparativos para el largo invierno. No obstante, un aviso urgente hace que Sansa vuelva a la puerta del muro y se encuentre al fin con su pequeño hermano Bran (Isaac Hempstead-Wright). A pesar de la gran alegría que siente ella por ver a alguien más de su familia, Bran ya no es el que era puesto que se ha convertido en el Cuervo de Tres Ojos, algo que asusta mucho a Sansa. 
En Antigua, los cuidados y extremos tratamientos de Sam (John Bradley) han hecho mella en la enfermedad de Jorah (Iain Glen) y ha conseguido curarlo, por lo tanto, ya puede volver con Daenerys, la única persona que lo ha tratado bien a pesar de todos sus actos. Por otro lado, Sam se lleva una buena reprimenda de su maestre, no obstante no lo echan de la Ciutadella. De nuevo en RocaDragón, Tyrion anuncia que la llegada de los Inmaculados y los Dothrakis en Roca Casterly está cerca y su victoria es obvia. Sin embargo, Cersei lo tiene todo demasiado claro y ni la mano de la Reina Targaryen es capaz de ver venir todo lo que los Lannister les tienen preparado. Mientras todo el ejército de la Madre de Dragones gana Roca Casterly, Euron quema todos sus barcos y el verdadero poder Lannister va a invadir Alto Jardín. En una larga conversación entre Jaime y Lady Olenna (Diana Rigg), la señora de los Tyrell, tras tomarse el veneno que le da el hermano Lannister, confiesa que fue ella quien mató a Joffrey. 
Después del mal sabor de boca que dejó el pasado capítulo, ‘La Justicia de la Reina’ no es indiferente en absoluto. Con muchos alicientes que los seguidores ya esperaban con ganas, la nueva derrota de Daenerys es un duro golpe para todos aquellos que consideran que debería gobernar los Siete Reinos, por otro lado, la angustia y la congoja se apoderan del espectador que sabe que en algún momento las tornas cambiarán y el juego de tronos continuará. Finalmente tras dos episodios algo descafeinados, aunque eso no quita que no fuesen interesantes, el tercer episodio de la séptima hace honor al nombre de su serie. 
Kida

Futura descubridora de la Atlántida que emplea sus descansos en sumergirse en un mundo de fantasía mezclado entre tinta y pantallas.